Crea tu Empresa en España y Consigue la Residencia: Visado de Emprendedor

Visado de Residencia para Emprendedores y Actividad Empresarial (REM).

Bajo este supuesto tienen cabida tanto los inversores que presenten un proyecto empresarial que vaya a ser desarrollado en España y que sea considerdo y acreditado como de inerés general, como los que tengan previsto entrar y permanecer en España por un periodo de un año con el fin único o principal de llevar a cabo los trámites previos para poder desarrollar una actividad emprendedora.

En el primer caso el interesado deberá presentar un informe favorable de la Oficina Comercial del ámbito de demarcación geográfica donde el inversor presente la solicitud del visado, para constatar que en el proyecto empresarial presentado concurren razones de interés general.

Debe de tenerse en cuenta que es admiisble una inversión significativa de capital cuando la inversión la lleva a cabo una persona jurídica, domicialiada en un territorio que no tenga la consideración de paraiso fiscal conforme a la normativa española, y el extranjero posea directa o indirectamente, la mayoría de los derechos de voto y tenga la facultad de nombrar o destituir a la mayoría de los miembros de su órgano de administración.

En el caso de los Emprendedores, se entenderá como actividad emprendedora aquella que sea de carácter innovador con especial interés para España y a tal efecto cuente con un informe favorable de la Oficina Comercial donde el inversor presente la solicitud del visado.

El Visado de Emprendedor

El visado de de emprendedor es un permiso de residencia que te permite vivir en España durante un período de dos años, siempre y cuando inicies un proyecto o empresa en el país que se ajuste al interés general de la economía española.

En ese sentido, estamos hablando de un visado creado para aquellos ciudadanos no comunitarios que quieran abrir su empresa en el territorio español. Bajo ciertos requisitos, la ley de extranjería española les concede la residencia gracias a su startup.

Así, como acabamos de mencionar, esta vía te permitirá obtener tu visado de empresario siempre y cuando montes un proyecto innovador y alineado con los intereses generales de España. ¿Pero qué entendemos por interés general?.

Iniciar cualquier tipo de idea de negocio no funcionará. Para que este sea aceptado, el proyecto en cuestión debe cumplir las siguientes condiciones:

  • Debe crear empleo para el país, por lo menos a largo plazo. Esto significa que tu proyecto debe crear nuevos puestos de trabajo y ser un estímulo positivo para la economía general.
  • Tiene que crear oportunidades de inversión tanto nacionales como extranjeras.
  • Su proceso operativo debe implicar un alto nivel de tecnología (por ejemplo, el uso de algoritmos o «machine learning») y mejorar el desarrollo socioeconómico de España.
  • Finalmente, tener patentes, cartas de recomendación o clientes aumentará las posibilidades de que tu solicitud sea aceptada.

Pero, ¿cómo puedes asegurarte de que su proyecto cumple con estos requisitos? ¿Y cómo lo demuestro? Básicamente, a través de tu plan de negocio. Lo veremos con más detalle en los siguientes apartados.

Ley de emprendedores 14/2013 en España

La ley del emprendedores en España nació y se publicó el 27 de septiembre de 2013 en el BOE. Su principal objetivo es ayudar a los empresarios en su proceso de creación de una nuevas empresas y en su internacionalización.

Aunque la asociación más directa que podemos hacer es con el visado de emprendedor (el permiso del que hablamos en este artículo), también regula otros permisos. Permisos como el permiso la residencia para inversor o el visado como altamente cualificado son algunos de ellos.

Una de las principales ventajas de cualquier visado bajo esta ley es que se pueden obtener mientras se está en España. Además, y a diferencia del resto de los permisos de residencia bajo la ley general de extranjería, concede la posibilidad de vivir en España durante 2 años más las renovaciones (en lugar de sólo 1).

Así, la gran rapidez en conseguir resolución es otra gran ventaja de esta ley.

Abre tu negocio y consigue la residencia fácilmente: principales ventajas de este visado

Una de las promesas que realizó la ley de inmigración para emprendedores en España en 2013 era facilitar el camino a cualquier emprendedor extranjero.

A diferencia de muchos países, no se requiere una inversión inicial. Y esto es sólo un ejemplo que demuestra la gran oportunidad de obtener el visado para empresarios en España.

Y si todavía no te has convencido, aquí te dejamos los principales beneficios de conseguir el permiso de residencia para emprendedores:

  • Obtendrá un permiso de trabajo sin necesidad de repasar los complejos requisitos que exige un visado de trabajo regular.
  • A diferencia de en otros países europeos, no hay inversión inicial necesaria. Esto facilita mucho las cosas.
  • Aunque se valorará mucho que tu proyecto genere empleo en el país, no es un requisito estricto. Esto significa que la Oficina Comercial no rechazará tu solicitud si comienzas por tu cuenta (sin otro empleado). Ese es también el caso de las renovaciones: puedes renovar incluso si no ha contratado a nadie más durante los primeros años.
  • Con la visa de emprendedor, tendrás libre movimiento dentro de los países que forman el área Schengen.
  • No es necesario estar presencialmente para la solicitud. Puede designar un representante para que haga el trámite por ti, evitando la necesidad de venir a España para obtener tu permiso de residencia.
  • Aplicación conjunta. Puedes solicitar tu visado también para tu familia, con solo un miembro de la misma iniciando un proyecto empresarial. Esto hace que el visado startup sea un buen ticket para aquellas familias que desean mudarse juntas a España. Podrás traer a tus padres, cónyuge e hijos menores de 18 años de edad.
Traductor »